Mover los Sentimientos

Switch to desktop Register Login

¿Quién no ha sentido alguna vez VERGÜENZA?

"El que no está satisfecho con un poco, no está satisfecho con nada" decía Epícuro. Hoy vamos a interrogarnos sobre la SATISFACCIÓN.

La primera vez que remarqué los beneficios de utilizar un “Diario de emociones” fue en mi artículo “Viaje al centro de ti mismo: el autoconocimiento emocional”. En él os relaté cómo me resultó de gran ayuda el recoger en un diario los pensamientos y sensaciones que rodeaban mis estados emocionales durante una larga enfermedad. De alguna manera, sin saberlo, intuí algo que ha resultado estar demostrado por la ciencia: escribir sobre nuestros pensamientos y emociones posee una capacidad terapéutica además de la creativa, naturalmente.

Lo que más y mejor caracteriza a la verdadera envidia es el deseo de que el otro, el envidiado, no tenga lo que tiene, de que no sea verdad que lo tenga, de que no sea cierto su éxito o no sea tanta como parece su riqueza material

Hay tantas emociones en juego que el primer pensamiento puede ser escondernos, cerrarnos en nosotros mismos y dejarlo correr, pero cuando se trata de nuestro BIENESTAR EMOCIONAL no podemos permitirnos procrastinar.

El ORGULLO es un sentimiento de satisfacción por los logros, capacidades o méritos propios o por algo en lo que una persona se siente concernida.

En esta sesión trabajaremos nuestros temores y nuestro MIEDO.

Dicen que todo es más fácil si está presente la ILUSIÓN. Es una de las emociones positivas que más motivan a una persona, y resulta necesaria para ser feliz.

Ser agradecidos nos hace más felices.

La Educación Emocional requiere de esfuerzo personal, valor y constancia para mejorarnos como seres humanos. Requiere perseverancia en su práctica. Hay que entrenar. Ver deporte no es hacer deporte.